Anuncios de Escorts  Geishas VIP

Cristina Ortiz «LA VENENO»

Cristina Ortiz La Veneno, la hora de la verdad.

Se fue. Ya no hay más veneno por su parte. Aunque sí se destila mucho por parte de una sociedad rabiosa que ataca lo que no comprende.

Cristina Ortiz “La Veneno” ha cruzado, ahora sí, el Mississipi de una vida terrenal hacia otra en la que esperamos, se la trate mejor.

Dicen de ella que era vulgar y ordinaria, que vendía una imagen de la transexualidad absolutamente alienada por las calles, las drogas, el alcohol, la silicona y una vida de focos y maquillaje excesivo.

Y tal vez fue así.

En una españa repleta de berlusconadas y ciciolinas, La Veneno triunfó, como luego han triunfado otros personajes televisivos a los que se ha explotado comercialmente y cuando ya no salía ni una gota más, se ha arrojado junto al resto de juguetes rotos de la telebasura.

Ha muerto como vivió, de otro modo. No podía ser en una cama rodeada de sus seres queridos (sic) o al remontar de una “larga y penosa enfermedad”. Definitivamente eso no era para ella.

No iba a morir como el resto de la gente. Ella no.

Porque parece que sí, que murió y no fue asesinada. Un accidente doméstico -concluye la autopsia-, y sí ¿por qué no?. Cristina podía morir como le diera la real gana y cuando a ella le pareciera mejor.

La familia, ésa que ella misma pregonaba que se avergonzaban al verla y no le dirigían la palabra, aparece ahora. Y quién sabe, quizá sí hay más amor que sonrojo en sus actos. Tal vez sí les importase de verdad su hermana.

Esa cosa a la que llaman conciencia, lo sabrá mejor que nosotrxs, pobres mortales lejanos a exclusivas de revistas de dudoso gusto ético y estético.

Quién sabe a dónde marcha el alma, si ésta existe, a dónde la energía del ser humano cuando el último aliento abandona su cuerpo, pero donde sea que te hayas ido, allá donde tu coño esté más a gusto, querida, te recordaremos como esa mujer chillona que Pepe Navarro “rescataba” de las calles cada noche para que cruzara, junto a él, ese Mississipi que te hizo más famosa y grande.

Que te hizo creer que la suerte existe, que no supo leerte.

Allá donde sea que hayas querido irte, seguiremos pensando en La Veneno. En ti.

Conxa Borrell

APROSEXISTA

la-veneno-1

la-veneno-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aprosex
Colabora con APROSEX
Anuncios de Escorts  Geishas VIP
Archivos