Anuncios de Escorts  Geishas VIP

Para nuevxs Profesionales

Curso de Empoderamiento y Formación Básica vía Skype

PROSTITUCIÓN: EMPODERAMIENTO Y FORMACIÓN BÁSICA PARA NUEVXS PROFESIONALES

Regresamos en APROSEX con la 11ª Edición de los Cursos de Profesionalización y Empoderamiento para Nuevas Trabajadoras Sexuales, pero esta vez, vía Skype!

Como en ediciones anteriores, el curso está abierto a mujeres y hombres, cis y trans. Porque en APROSEX creemos que la enseñanza del trabajo sexual debe poder llegar a cualquier persona que lo precise.

Nadie nace sabiendo un idioma, ni propio ni extranjero. Tampoco sabemos hacer un cocido como el de mamá, ni nos manejamos bien con las hojas de Excel.

Quizá lo peor de nuestra sociedad actual, donde está tan estigmatizado todavía ser puta por elección propia, sea la hipocresía de pretender que el trabajo sexual se aprende por generación espontánea.

Sin embargo, nadie nos enseña a amar y por supuesto, nadie nos enseña a practicar sexo. ¿Por qué regla de tres, entonces, deberíamos las putas saber ejercer una profesión tan compleja y donde se trabaja con elementos tan importantes como el sexo-afecto?

 

 

RESUMEN DEL TEMARIO:

-¿Por qué quiero dedicarme a la prostitución?

-Insistiendo…¿De verdad deseo ser prostituta?

-¿Pensaste en los inconvenientes?

-Me siento preparada para ejercer esta profesión?

-Pequeños y no “tan pequeños” Trucos sobre Sexo

-Introducción al Estigma Puta y sus consecuencias anímicas

-La Profesionalización de las Trabajadoras del Sexo

-Hacienda y Seguridad Social

-Márketing para Trabajadoras Sexuales

¿Cuándo?

VIERNES 1 DE SEPTIEMBRE,  desde las 17.00h. hasta las  21.00h.

¿Cuánto?

90 €uros

El pago se efectuará mediante ingreso o transferencia bancaria, tras confirmar asistencia a

formacion@aprosex.org

Efectúa el pago en efectivo en cualquiera de los cajeros de LaCaixa (más discreto)  ES94  2100- 3043- 45-  22.00.49.65.28

o en ventanilla o incluso por transferencia bancaria (aunque te cobrarán comisiones).

Haz una foto del ingreso o escanéalo y mándalo con tu nombre (real o ficticio) a formación@aprosex.org

Por favor, ten en cuenta que, Skype sólo admite 10 contactos a la vez, antes de efectuar la transferencia, asegúrate de que hay plazas, mandándonos un e-mail

Una vez más y por motivos puramente de discreción y pensando en la intimidad de todas las personas que acudirán al curso, sólo se admitirá en la sala a las personas que, previamente hayan efectuado el ingreso y nos hayan dado su dirección de skype para poder admitirlas.

Por supuesto, activar tu cámara o no, es una decisión única y exclusivamente tuya. Nos “vemos” en breve!

Equipo de APROSEXISTAS

 

 

CURSO: NOCIONES BÁSICAS PARA LA PROFESIONALIZACIÓN Y PROTECCIÓN DE LA MUJER PROSTITUTA

PROSTITUCIÓN: NOCIONES BÁSICAS PARA LA PROFESIONALIZACIÓN Y PROTECCIÓN DE LA MUJER PROSTITUTA

Trabajar en el mundo del sexo de pago no es sencillo.

Requiere de inteligencia emocional, de grandes dotes amatorias, de una gran capacidad de empatía,de habilidades sociales y de seguridad en una misma.

Ser prostituta, hasta ahora se aprendía a base de tener servicios e instruirse sobre la marcha, pero ello ocasiona muchos sustos, disgustos, soledad y en ocasiones tristeza y vergüenza.

Pues bien, desde APROSEX (Asociación de Profesionales del Sexo) os queremos ofrecer un curso que hará de vosotras, profesionales con mayor sabiduría, con mayor seguridad y que os planteará dudas y preguntas a la vez que solucionaremos muchas de vuestras dudas en el día a día.

El Curso estará impartido por Cristina Garaizábal, psicóloga clínica con treinta años de experiencia en el sector del mundo del sexo de pago y por Conxa Borrell terapeuta sexual y prostituta desde hace ocho años.

¿Quién puede acceder a este curso intensivo de 8 horas?

Todas aquellas mujeres que están planteándose en este preciso momento, la seria posibilidad de comenzar a trabajar en el sector del mundo del sexo de pago.

También aquellas que, llevando ya cierto tiempo trabajando, desean más formación e información.

La gran posibilidad de conocer a otras profesionales del sector, también es un gran aliciente en un mundo donde casi todas las trabajadoras, sienten que deben esconder su manera de ganarse la vida por encima de todo.

RESUMEN DEL TEMARIO:

-¿Por qué quiero dedicarme a la prostitución?

-Insistiendo…¿De verdad deseo ser prostituta?

-¿Pensaste en los inconvenientes?

-Me siento preparada para ejercer esta profesión?

-Pequeños y no “tan pequeños” Trucos sobre Sexo

-Introducción al Estigma Puta y sus consecuencias anímicas

-La Profesionalización de las Trabajadoras del Sexo

-Fondos y Planes de Ahorro

-Hacienda y Seguridad Social

-Márketing para Trabajadoras Sexuales

¿Cuándo? SÁBADO 15 DE NOVIEMBRE 2014
DE 10.30h. a 14.30h.
Y
DE 16h A 20.00h

¿Cuánto? 90 €uros

El pago se efectuará mediante ingreso o transferencia bancaria, tras confirmar asistencia a

formacion@aprosex.org

 

 

 

¿Quiero ser puta?

 

Si ya has leído ¿Puedo ser Puta?, ahora deberías plantearte, si de verdad, quieres, deseas ser puta. Porque, serlo puede ser, de lo mejor que te haya sucedido en la vida o tal vez, se convierta en lo peor, si te lanzas a la aventura, sin haberlo tenido claro del todo.

El dinero suele ser aquello que, a casi todas nos llama para entrar a trabajar como putis. Que no, que este trabajo no es vocacional. No me vendan motos usadas, trucadas, trajinadas y  con nuevo carenado, porque, puedo oler su estado rancio y su motor desvencijado. Ninguna niña sueña con ser puta, ni siquiera aquellas que ven a su mamá trabajar como puta y ganarse la vida honradamente, de ese modo.

Nadie sueña con ser barrendero o limpiar cloacas, pero alguien, por alguna razón, termina por optar a ese trabajo. Otra cosa es, que una vez has comenzado, descubras que te guste. Ahí sí está el quid de la cuestión.

Y en ocasiones sueñas con ser médico, abogado, arquitecto, ingeniero y lo acabas siendo. Y eres infeliz.

¿Quieres ser puta? Pregúntatelo una y mil veces, porque, descuida que no faltará quién quiera salvarte de esa –“ruina de vida que llevas”-, -“querrán salvar tu alma porque Dios no ve con buenos ojos la promiscuidad sexual ni por supuesto, el uso de preservativos”-.

Te tacharán de perversa y pervertidora. De mala mujer. De ser poco coherente con los manifiestos feministas que, luchan contra la opresión que, a través e la prostitución, supuestamente, ejerce el hombre sobre la mujer…Como si la mujer no usara el sexo de pago, pagando a un hombre, a otra mujer y super-bien casándose. Que putas, las hay de muchos tipos. Prefiero ser una puta libre a una puta mantenida por un marido al que le deberé respeto, obediencia y fidelidad, hasta mi muerte. Eso, si te casas según algún rito religioso.

Te tacharán de inmoral porque te dirán que –“la moralidad es enemiga del sexo de pago”-, claro, tal vez sea mejor abusar de niños en seminarios y orfanatos. ¡Dónde va a parar! Si trabajas en la calle, si tu ubicación es una carretera o una rotonda, pasarán coches con niñatos dentro que te insultarán, es posible que te agredan, física y sexualmente. Intentarán robarte, tal vez intentarán convencerte de que precisas “protección”. La calle es muy peligrosa…Y algunos tipos deleznables también.

Pero a esos tipos, también nos los hemos cruzado en algún momento en el trabajo, en el metro, en un dormitorio conyugal, o era un padre o un tío…

No hace falta ser putas, para lidiar con hombrezuelos de poca hombría y mucha cobardía. Ser puta, trabajar como puta, es única y exclusivamente eso. Trabajar en la industria del sexo de pago. Descubre lo mucho que, de bueno, te aporta esta profesión, como el contacto humano, el compañerismo, el activismo, la libertad de horarios, ser tu propia jefa, el conocimiento que adquirirás en cuanto a tu propia sexualidad, a la de los hombres y también a la de las demás mujeres, aprenderás a escuchar y a ser escuchada, aprenderás nuevas caricias…

No todo es bueno ni todo es malo. Como en cualquier otra profesión. Sólo debes decidir si, te gusta lo que haces, si practicando sexo por dinero, te sientes cómoda y regresas a tu casa feliz y entonces, querida amiga, sólo entonces tendrás la respuesta a esta pregunta…¿Quiero Ser Puta?

APROSEX

 

¿PUEDO SER PUTA?

 

 

 

¿PUEDO SER PUTA?

 

En algún momento de nuestra vida, nos hemos planteado si podríamos, si podemos, ser putas.

De modo contrario, no estaríamos aquí. Una no se hace puta de la noche a la mañana.

Y hay pocos motivos por los cuales, una persona decida entrar a formar parte del sector de trabajo de la prostitución. El principal, el motivo estrella es una falta acuciante de dinero. Cada vez, es menor el consumo de alcohol y estupefacientes en el mundo de la prostitución, cada vez existen menos ETS entre el colectivo de trabajadores sexuales y por supuesto, nuestra concienciación y trabajo social al convencer a los clientes de que, el uso del preservativo es vital, no lo ha hecho ninguna campaña de Sanidad.

¿Por qué se creen que a las putas se les regalan los preservativos?  ¿Para qué no se infecten y sigan sanas trabajando toda su vida en una esquina, en un burdel o en un lujoso apartamento? No, amigos míos. Nos regalan los preservativos porque, el arduo trabajo que, desde las calles han hecho siempre las trabajadoras sexuales, ha sido esencial para terminar con las infecciones más graves como, gonorreas, sífilis, clamidias, candidiasis, etc…

¿Puedo ser puta? Pues si gustas del sexo, eres capaz de practicarlo con un hombre que no te agrada físicamente, si eres una persona que te importa más el hecho de estar haciendo bien tu trabajo que, la hermosura del otro, si puedes comprender que, hay personas que precisan de sexo y jamás lo encontrarían si no fuera pagando, si entiendes que, hay muchas personas que buscan, no sólo sexo si no también desahogarse charlando, que les toques, que les acaricies, porque, si tú no lo haces, nadie lo  hará, entonces, puedes plantearte ser puta.

Si sientes la necesidad de enseñar a otras personas tus capacidades amatorias, si deseas compartirlas y aprender de los demás y compartir fantasías y juegos sexuales, puedes plantarte ser puta.

Si eres capaz de empatizar, de mirar a los ojos a un bizco, si puedes hacer sexo con alguien que tiene un micro pene sin que, ese hombre, sienta que te ríes de él, si es feo, decididamente feo, pero limpio y agradable, puedes plantearte ser puta.

Si además de ganar dinero con el sexo, eres una persona que, puede sentir y dar placer, por el simple hecho de querer disfrutar del sexo con un completo desconocido, puedes plantearte, ser puta.

Sin embargo, si odias el sexo, si odias a los hombres, si te odias a ti misma, si tienes problemas de adicción de algún tipo, si te da asco lo que vas a hacer, aquello que es nuestra profesión, desde APROSEX te pedimos, encarecidamente que, por favor, te dediques a cualquier otra profesión.

No te creas eso de –sólo me queda una última salida, ser puta-. Es una frase hecha que, como muchas otras, no sirve para nada y desde luego, no es cierta. Siempre hay salidas alternativas, siempre. Pero, o no sabemos o no queremos verlas.

Ama tu trabajo, sea cual sea el el que ejerzas, de lo contrario serás desgraciada siendo médica, arquitecta, limpiadora o puta.

Y si ya eres puta, no permitas que nadie te diga que es así -porque, no sirves para nada más-. Que ya estás marcada para toda tu vida. Que eres una mala madre, si tienes hijos. Que serás una mala madre, cuando los tengas. Que este trabajo te arruinará la vida y la reputación, que siempre te arrepentirás de haber ejercido la prostitución. Que ser puta, es ser el último escalafón de la sociedad. Que cuando quieras -salir de “eso”-, nunca podrás tener un trabajo “normal”. Que la gente te escupirá por la calle. Que los perros te orinarán encima. Que serás la novia de todos y la esposa de nadie.

Jamás permitas que nadie, por encima que crea estar del bien y del mal, te diga cómo debes sentirte por trabajar. No permitas que pisoteen tus derechos, aquellos que presumen de luchar por ellos. Porque, tus derechos, los han hecho desaparecer por un retrete, nos quieren escondidas, mejor en las alcantarillas, porque, si no nos ven, no existimos.

Y una vez más, se equivocan. Y mucho. Y se lo demostraremos cada día que pase, con cada paso que caminemos. Para atrás, ni para coger carrerilla. Necesitamos derechos, no buenas palabras. Precisamos que nos dejen trabajar con dignidad, no que nos digan que, nuestro trabajo nos la arrebata. Nuestra dignidad pasa por poder pagar nuestras facturas y poder alimentar a nuestros viejos padres, o a nuestros bebés, o pagar la universidad de nuestros hijos adolescentes, o ¿por qué no?  una nueva formación para nosotras mismas. Que, muchas sabemos qué es, superarse día a día, trabajando y/ó  estudiando, criando a nuestros hijos y sacando adelante a nuestras familias. Con esfuerzo y trabajo duro. Como el resto de trabajadorxs de este país que, ahora nos niega y nos maldice.

 

Puedes ser puta. Si quieres. No tendrás derechos, sólo obligaciones.

Pero, caminando juntas, lograremos romper con la hipocresía de pocos y demostrar la fuerza de muchas. Ni lo dudes. Somos putas, no tontas!

APROSEX

 

Aprosex

Colabora con APROSEX

Anuncios de Escorts  Geishas VIP

Archivos