Anuncios de Escorts  Geishas VIP

Anna Alba

Guía básica para protegernos de las leyes SESTA y FOSTA

No me voy a andar con rodeos. Se avecinan tiempos muy duros para las trabajadoras sexuales. Recientemente Donald Trump ha firmado las leyes SESTA y FOSTA, unas nuevas leyes que, bajo el pretexto de luchar contra la explotación sexual, están atacando gravemente a nuestras compañeras en los Estados Unidos y muy probablemente nos afecten pronto a nosotras también. Estas leyes convierten en responsables penales a los propietarios de las webs que alojen anuncios de tráfico sexual. Pero, ¿Cómo distinguir un anuncio de una trabajadora sexual libre de uno de una víctima de trata? Ante la duda, muchas páginas webs estadounidenses han empezado a eliminar sus páginas de contactos para adultos, hay multitud de directorios desaparecidos, los foros están cerrando e incluso hay escorts que, de la noche a la mañana, se han despertado sin página web.

A parte de con multitud de compañeras, he hablado con diseñadores webs, expertos en informática e incluso con propietarios de directorios en España. Hay preocupación. Internet es prácticamente un producto estadounidense, las principales empresas de la red se rigen bajo sus leyes. Además, el hecho de que la mayor potencia mundial haya dado este paso, no hace descabellado pensar que estamos ante una nueva tendencia y que pronto en la UE se aplicaran leyes similares. Por lo tanto, hay que estar preparados para tratar de protegernos lo mejor posible.

Antes que nada, quisiera decir que no soy ninguna experta en informática, sólo os traslado lo que me han explicado y lo que he estado leyendo. La ley no entrará en aplicación hasta enero de 2019, por lo que todavía sabemos poco. Pero las principales webs de la industria ya se están poniendo las pilas para sobrevivir, los efectos ya se están sintiendo en EE.UU., y nosotras debemos tomar precauciones. Pero insisto, puede que lo que explique aquí ni sea suficiente ni sea del todo correcto. Si creéis que falta algo o hay algún error, podéis escribir a comunicación@aprosex.org.

Qué puedo hacer?

Protege tu web:

  • Asegúrate de sacar tu hosting de los EE.UU.:

Esto es lo más urgente. Insisto, esto es urgente. Ponte en contacto con la empresa en la que tienes alojada tu web y asegúrate de que tienen los servidores fuera de los Estados Unidos. En caso de que sea así, es momento de migrar a servidores extranjeros. Hay quien dice que mejor que sean de fuera de la UE, por ejemplo a servidores de Suiza, Panamá o Islandia. En mi caso, mantengo mi web alojada en un servidor español.

  • Dominios:

Los dominios .com .net .org… están sometidos a la legislación estadounidense, pero aquí estamos bastante jodidas y no hay mucho que se pueda hacer. Podría pasar que, si el gobierno estadounidense detectase nuestra web, nuestra IP dejara de ser visible en los EE.UU.. Se podría cambiar al .es, pero esto podría afectar un poco a tu SEO. También hay quien dice que mejor pasarlos dominios de fuera de la UE, recomiendan mucho el .ch, pero la legislación suiza no permite esconder el nombre real del propietario de la web, y con un simple vistazo a whois.com se podría averiguar quien eres. Mala jugada.

  • WordPress:

Esto no es nuevo, pero quizás algunas no lo sabéis. Si vuestra web tiene un sistema WordPress, aseguraos de que estáis en el .org y no en el .com. WordPress.com no acepta webs de trabajo sexual, por lo que si os detecta, os puede eliminar la web. A mí me pasó hace unos años. Lo normal sería que se pusieran ahora más duros que nunca. Haced el cambio ya. No esperáis ni un día más. Lo mismo para las que todavía usen Blogspot.

  • Lenguaje:

Si tienes un .com o un dominio estadounidense, te recomiendo que suavices el lenguaje de tu web. Esto puede facilitar que pases desapercibida. Elimina las referencias demasiado sexuales y no explicites los servicios que realizas. Escribe tus anuncios como si fueran para una web de parejas. Por otro lado, he leído que ya hay directorios que están prohibiendo los desnudos integrales o demasiado explícitos para evitar problemas. Dudo que eso evite que les cierren las webs, pero quizás sea mejor protegernos un poco y evitar llamar la atención innecesariamente.

  • Copias:

Haz una copia de seguridad de todo. Y no la tengas online. Métela en algún disco duro, nada de tenerla en la nube, que también estará afectada por la censura. Nunca que sabe cuando la vas a necesitar.

Protege tus comunicaciones:

  • Mail:

Como hemos dicho antes, Google es el Dios de internet. Y es un dios estadounidense. Casi todas usamos Gmail y todos sus productos para este trabajo, pero a partir de ahora estará comprometido. No guardéis archivos sobre trabajo sexual en Google Drive nunca, hay noticias de que Google está borrando archivos y podrían usarlo como excusa para cerraros la cuenta. Tampoco uséis el Calendar. Hay otras aplicaciones de calendario que podéis usar. He oído hablar de uno que se llama Fruux, que es alemán.

Lo mejor es cambiar de correo electrónico, ya que Gmail está sometido a la legislación estadounidense. Puedes hacer dos cosas, o comprar un mail de pago para tu web, ya que al ser un mail privado sólo se podrán leer tus comunicaciones si hay una orden judicial. O pasarte a plataformas gratuitas de comunicación encriptada como Protonmail. Pero asegúrate de que tu correo de Protonmail tenga dominio .CH y no .COM.. Para que la encriptación sea completamente segura, habría que animar a nuestros clientes a que ellos también tengan una cuenta de correo encriptada. Hola clientes! No cuesta nada hacerlo, y la aplicación funciona bastante bien.

  • Móviles:

Si no lo haces ya, utiliza siempre un móvil distinto para tu vida personal y para tu trabajo como escort. No abras las aplicaciones de tu vida B en el móvil de tu vida A. Todas lo hacemos, pero mejor no correr riesgos.

  • Newsletter:

Las que tengáis newsletter también deberéis aseguraros de que la empresa que utilizáis no está en Estados Unidos. Yo uso Mail Chimp, pero me voy a cambiar porque está cerrando cuentas si detecta que se usan para trabajo sexual. Me recomiendan Safe Office y YMLP.com. Las dos son de pago.

  • Skype:

Hay noticias de que Skype también está cerrando cuentas de webcammers. A partir del 1 de mayo cambia las normas de uso y prohibirá el “lenguaje ofensivo”, por lo que es mejor ir buscando una nueva plataforma. He leído que hay webcammers que recomiendan VSee o Appear.in (aunque de esta segunda hay quien dice que no permite el material pornográfico) como alternativas.

  • Twitter:

Esto viene de antes, pero twitter lleva un tiempo haciendo Shadowban. Puedes comprobar si estás afectada escribiendo tu nombre de cuenta aquí. Por otro lado, en Estados Unidos las chicas cada vez cuelgan menos desnudos integrales o censuran como en Instagram. También hay quien está borrando sus tuits más sexuales (aquí os paso una guía sobre cómo hacerlo más rápido), borrando del perfil el enlace a sus webs o directamente han borrado todos sus mensajes. No creo que sea preciso hacerlo nosotras ahora, pero en caso de que la legislación empiece a cambiar en Europa, sería recomendable tenerlo en cuenta.

Pero en este caso… Hay esperanza! Me alegra explicaros que las trabajadoras sexuales somos mujeres con multitud de recursos y que un grupo de compañeras (de Australia, creo) han creado una red social para nosotras. Se llama Switter y funciona de maravilla, yo ya tengo una cuenta! Bueno, yo y 40.000 personas más. Lo bueno que tiene esta red social es que está creada especialmente para nuestras necesidades, hay posibilidad de crear anuncios, tener la cuenta verificara e incluso se pueden colgar experiencias. También te puedes descargar la aplicación en el móvil. Si es que… somos guapas, somos muuuuy listas, somos putas feministas!

  • Instagram:

En Instagram siempre han sido unos censores. Eso ya lo sabemos. Pero insisto en que tengáis cuidado con enseñar demasiada carne, y yo evitaría abusar de los hashtags para no llamar la atención.

Protege tu dinero:

  • Paypal:

Yo uso Paypal de forma muy limitada ya que, como no quiero dar mis datos, mis cuentas sólo pueden estar abiertas hasta llegar a un cierto límite de dinero, después, cuando me exigen que de mi DNI y las tengo que cerrar, aunque siempre he podido recuperar el dinero. El problema es que también es una empresa estadounidense y ya ha habido casos de cierre de cuentas si se descubre que eres trabajadora sexual. Por lo que es recomendable tener alternativas. He usado también Transfer Wise, pero sólo existe como aplicación para Apple y me dicen que también cierra cuenta. Hay otras plataformas como Venmo o CirclePay, que no he usado. Supongo que lo mejor es diversificar para no llamar excesivamente la atención.

Que MAS puedo hacer??

Nos encontramos en un momento crítico para el trabajo sexual. Hablando con expertos y viendo como están reaccionando nuestras compañeras del otro lado del charco me doy cuenta de que podemos estar cerca de quedarnos sin plataformas para anunciarnos si España o la UE deciden aplicar las mismas leyes o Google decide aplicar en Europa el mismo algoritmo al que estará obligado por ley a aplicar en EE.UU.. ¿Qué haremos para encontrar nuevos clientes si no pueden encontrarnos en internet? Me consta que hay importantísimos directorios españoles que temen que tengan que cerrar su negocio. Por tanto, es momento de unirnos y hacer lobby no sólo a nivel español, si no europeo. No sólo se está atacando a las trabajadoras sexuales, sino que también se está atacando a la libertad de expresión y publicación en internet. Nosotras sólo somos las primeras en sufrir las consecuencias.

Quiero que quede claro que esto lo digo a nivel personal, no como Aprosex. Os pido que, de una vez por todas, seamos un grupo unido e implicado. Os necesitamos a cada una de vosotras, cada uno de vuestros talentos y aptitudes, para combatir esta deriva represiva. Quien crea que esto no le afectará, se equivoca.

Así que dejémonos de tanta tontería y unámonos a organizaciones de trabajo sexual. Me da igual si es Aprosex o cualquier otra, pero hay que arrimar el hombro. Si no os gusta lo que hay o no os sentís representadas, cread vuestras propias asociaciones y después unámonos todas. En esta asociación y en cualquier otra vamos a necesitar recursos (sí, estoy hablando de dinero) para viajar a congresos, hablar con representantes, organizar jornadas, pagar a abogados, imprimir carteles, subvencionar cursos de formación… Todo lo que ya hacemos con los pocos recursos que tenemos, pero que ahora se va a volver cada vez más vital. Necesitamos vuestra sororidad, vuestras afiliaciones. Tendremos que luchar mucho y cuesta arriba para que nos escuchen.

Dejadme que os diga que cuesta horrores juntaros, a veces es agotador tratar de que más trabajadoras sexuales colaboren en la lucha por sus derechos. Perdonad que lo diga así, pero si de verdad queréis proteger este oficio que tanto nos ha dado, de nada servirán los seguidores de Twitter, las stories de Instagram, los canales de Youtube o los Curiosicats. Afiliaros a una organización, sed generosas y donad dinero para que puedan trabajar por vuestros derechos. Os lo digo con todo el cariño y lo voy a seguir repitiendo lo que haga falta: El activismo en solitario sirve de muy poco.

E insisto, si no os gustan las organizaciones que hay, me parece absolutamente perfecto y respetable, pero montad las vuestras. Y después uniros a las otras para que hagamos fuerza. No necesitamos ser mejores amigas, sólo aliadas. Seamos maduras , esto ahora va de supervivencia. A ver si estamos todas a la altura. Os garantizo que, al menos desde Aprosex, estamos preparadas y dispuestas a luchar esta guerra hasta el final.

MÁS RECURSOS:

PD: Este artículo no hubiera sido posible sin el enorme trabajo que están haciendo personas bonitas como Liara Roux o Erin Black, entre otras.

Carta de apoyo a Amarna Miller

No es nada nuevo que las trabajadoras sexuales suframos el acoso de quienes quieren que sigamos el camino recto. Todas hemos sufrido los ataques de esas jaurías de cuentas anónimas que nos acusan de “alienadas”, “proxenetas”, “putos agujeros” y demás lindezas. Pero esta semana, el grado de acoso que ha sufrido la actriz porno Amarna Miller ha superado todos los niveles de la crueldad. No hay bullying más miserable que el que se practica desde la comodidad del anonimato, bien sentaditos todos en el sofá de su casa. Valientes.

¿Cuál fue el delito de Amarna? Pues decir en voz alta que, a veces, ha rodado escenas sin que le apeteciera. ¡Menudo escándalo! Media España se la he echado al cuello: que si lo que haces es una violación consentida, que si legitimaba el sexo sin ganas, que si eres una víctima del capitalismo, que si ojocuidao que esto lo leen los niños (¡Los niños! ¿Es que nadie piensa en los niños?)… Vamos a ver, la idea que expresa Amarna es el ABC de la profesionalidad. ¿O es que acaso alguien se cree que puede llegar al éxito del que goza ella sin currar mucho y muy en serio?

Amarna trabaja en el porno, su trabajo consiste básicamente en rodar escenas de sexo. Y si, hay veces en las que no le apetece. Yo también he ido a citas cuando no me apetecía. Joder, estás tirada tan tranquilamente en el sofá con tu pijama y un moño feo en el pelo viendo Fargo y lo que desearías es que cayeran billetes de 500 del techo, en lugar de tener que salir a ganarte el pan. ¿Es que nadie ha tenido nunca esa sensación? No sé, yo no veo a la gente haciendo la conga a las 8 de la mañana en el metro camino del trabajo (gracias Rubianes por ese maravilloso monólogo).

El problema es que Amarna, para ellos, no es una trabajadora más. Amarna se gana la vida con el sexo. Y ui, eso es feo. Eso asusta. Eso, la mayoría de la gente no sería capaz de hacerlo. Es un tabú. Bueno, yo también tengo mis límites. A mi ser pescadera no me gustaría nada, además, me acabaría cortando un dedo, de lo torpe que soy. Pero no se me ocurriría ir a una parada de la Boquería a decirle a una de esas mujeres que dejaran de limpiar pescado. Ya hay demasiados impedimentos a la libertad de elección en este sistema como para que yo vaya por ahí imponiendo mis límites a los demás.

“Pero Anna, cómo puedes comparar una pescadera a una actriz porno??”. Cierto, que gran error! Una usa las manos para trabajar, la otra usa (para simplificar muy mucho) el coño. Y? Decidme, cual es la diferencia entre una parte y otra del  cuerpo? Pues que sobre una no han recaído siglos y siglos de moral judeocristiana. Es verdad, nuestro coño es un lugar mágico, pero igual que defendemos la libertad para abortar o tomar la píldora anticonceptiva, también deberíamos defender con igual pasión el derecho a usarlo con, cuando y como queramos. Con cámaras, sin cámaras, por dinero, por despecho, por amor…

“Pero es que Amarna es una privilegiada!!”, dicen. ¿Perdón? Privilegiada sería si trabajara sólo cuando le apetece un montón. Ella tiene que pagar facturas al final de mes ¡Que esa furgoneta no se paga sola! Es una mujer trabajadora, como la mayoría de nuestra sociedad. Vive de su trabajo, y como tal, tiene la responsabilidad de ser profesional. Pero no, las trabajadoras sexuales somos el único colectivo laboral al que se nos exige que siempre tengamos ganas locas de currar, que siempre absolutamente siempre nos sintamos empoderadas en nuestro trabajo y que jamás de los jamases hayamos pasado por una mala situación económica. Queridxs, madurad un poco y dejadnos en paz.

Qué hacer si Instagram me cierra la cuenta por ser trabajadora sexual

La semana pasada tuve una desagradable sorpresa al comprobar que Instagram había decidido eliminar mi cuenta por, según ellos, haber violado las normas de la red social. Ya preveía que podía pasar algo así, a mi amiga Vania ya le había ocurrido días antes. Además, no era mi primera vez. Pero mi sorpresa fue que, al quejarme en Twitter, Monste Neira me escribió para decirme que a ella le había ocurrido lo mismo. Fue entonces cuando me di cuenta de que no era una casualidad, sino que alguien estaba denunciando cuentas de trabajadoras sexuales.

Todas sabemos que Instagram no es un lugar ‘friendly’ para las que nos dedicamos al sexo de pago. Y hablo en femenino porque esta red social tiene pavor a nuestros cuerpos, en cambio, parece que acepta de mejor grado la ‘carne masculina’. La regla de oro es que jamás debes enseñar ni tus pezones ni tu sexo. Hasta ahí creo que todas lo tenemos bastante claro, pero esta semana he estado investigando y preguntando a compañeras y me han dado algunas claves más.

En mi caso, de momento, mi historia acaba bien: Hoy mismo Instagram ha reconocido que cerró mi cuenta por un error y he podido volver a entrar. Aunque no se durante cuanto tiempo durará la paz. ¿Qué es lo que he hecho para recuperar mi cuenta?

Lo primero: preguntar a mis compañeras. Las claves me las dieron Natalia Ferrari y Amarna Miller, cuyas cuentas también han sido clausuradas varias. Os explico el procedimiento para que, en el muy probable caso de que os ocurra, sepáis como reaccionar.

Si al abrir un día tu Instagram te encuentras con un mensaje que te informa de que han inhabilitado tu cuenta por infringir sus condiciones y estás segura de que no es así, aprieta el botón de ‘Más información’. Al final de la página a la que te lleva, hay una opción para ponerte en contacto con ellos “si crees que ha habido un error”. Rellena el formulario, no hace falta que des tus datos reales, y escribe en inglés los motivos por los que crees que el cierre no es justo. Yo expuse los siguientes puntos:

  1. He seguido las normas siempre.
  2. El contenido de mi cuenta es el mismo que se puede encontrar en el de cuentas de modelos, actrices…
  3. La cuenta se ha cerrado porque un acosador me ha denunciado injustamente.
  4. Aceptar un cierre de cuenta por motivos injustos es ser cómplice de los acosadores.

Probablemente al día siguiente recibiréis un mensaje automático de Instagram informándoos de que han cerrado vuestra cuenta por no cumplir las normas referentes a “contenido sexual y desnudez”. No os desesperéis. Ni caso. Volved a rellenar el formulario y a indicar los mismos motivos por los que creéis que es un cierre injusto. Yo estuve una semana haciéndolo hasta que alguien, supongo que por hartazgo, se tomó la molestia de revistar mi cuenta y darse cuenta de que tenía razón. Esta mañana he recibido un correo reconociendo su error y pidiéndome disculpas. En el caso de Natalia tardaron dos semanas en hacerle caso.

Esto no quiere decir que todas vayamos a tener la misma suerte. Puede que pese a insistir e insistir, no nos quieran dar la razón. En tal caso, podéis optar por abrir una cuenta nueva. Esta tendrá que tener un nombre diferente y estar asociada a otro email. En el caso de que tengáis Facebook y lo tengáis asociado a Instagram, también tendréis que crearos una cuenta nueva. Os recomiendo que deshabilitéis la aplicación y la volváis a bajar. Pero aun así, puede que detecte que se trata del mismo móvil y no os deje crear una cuenta nueva. En tal caso, probad a abrirla desde el ordenador, así debería funcionar. Si al volver a probarlo en el móvil siguen sin permitiros el acceso, el último recurso es probar a abrir la cuenta desde otro móvil. Yo probé a abrirme una cuenta nueva y ni con todos estos procedimientos conseguí abrirla desde un móvil. Pero me consta que otras compas lo han logrado. Si alguna compañera sabe cómo hacerlo, creo que todas apreciaremos que comparta la información.

Por último, si no te han cerrado la cuenta, estos son algunos consejos que me han dado para evitar ser denunciadas. En este caso, también pregunté a otras dos veteranas de Instagram: Anneke Necro y Valerie May. Amarna también me dio varios consejos. Cada maestrillo tiene su librillo, pero en lo que coinciden todas es en los hashtags. Queridas, creo que deberemos olvidarnos de poner los típicos #escortlife, #escortbarcelona… Mejor no llamar demasiado la atención. En el caso de Anneke, ella ha optado por tener la cuenta en privado, para poder controlar mejor quién son sus seguidores y poder evitar a perturbados que le reporten la cuenta. Valerie la tiene abierta, pero ha quitado el enlace a su web y en lugar de usar su nombre de escort ha optado por otro más artístico. Amarna deja claro en su perfil que se dedica al porno y pone el enlace a su web profesional, pero se corta con las fotos (que pena!) y evita hastags sexuales.

Esto es todo lo que he podido averiguar. Sin embargo, no quiere decir que siguiendo estas precauciones nuestras cuentas vayan a estar a salvo. En mi caso, es la segunda vez que me la cierran en menos de un año, Valerie ya lleva cinco y Natalia cuatro. Pero al menos, espero que nos ayude a estar más protegidas.

Insisto, si alguna compa quiere aportar más ideas o tiene más información, por favor, que se ponga en contacto e iremos actualizando este post.

Aprosex

Colabora con APROSEX

Anuncios de Escorts  Geishas VIP

Archivos